Lactancia materna

Lactancia materna en época precolombina
Bebé lactando en arte precolombino

Lactancia materna y leche de fórmula

La lactancia materna ha existido desde hace miles y miles de años, en los orígenes de la humanidad. La leche de fórmula apareció en la segunda mitad del siglo XIX y se empezó a utilizar de manera masiva después de la segunda guerra mundial… ¡MENUDO NEGOCIO!

Para sorpresa de muchos, la leche de fórmula se introdujo como alimentación principal en los niños desconociendo los riesgos que esto podría conllevar para la salud de los más pequeños y las madres. Sí, porque los riesgos son también para las madres (otro día os hablo de los beneficios para las madres de dar lactancia materna exclusiva desde el nacimiento) ¡apuntado queda! je,je,je.

Resulta que en la segunda mitad del siglo XX se convirtió en la alimentación habitual de los bebés. Se comienzan a establecer horarios a las madres durante sus lactancias, les dicen que la leche materna “no sirve”, que “está aguada”, que “es insuficiente”, ¡una locura vamos!

Y claro, con tantos comentarios se convencen que “no pueden” dar el pecho a sus bebés, renuncian a la lactancia materna y es entonces cuando nace la famosa “cultura del biberón”. Y con ella se pierde totalmente el apoyo a las madres que amamantan a sus bebés, ¡una pena! Muchos de nosotros hemos sido bebés alimentados con lactancia artificial…Y digo yo: si no dudamos de la función de nuestros pulmones o de cualquier órgano de nuestro cuerpo, ¿por qué dudamos de nuestros pechos, cuando han sido creados para alimentar?

Anuncio de leche de fórmula
«No esperes demasiado para destetar al bebé»

Al igual que las ballenas en el mar o las leonas en la selva pueden amamantar a sus crías, las madres antes de que aparecieran las leches de fórmula también podían amamantar a sus bebés. Pero cuando una madre tenía dificultades a su alrededor aparecían las “expertas (y expertos)” en dar consejos y recibían comentarios tales como: “dale fórmula que se crían muy bien”, “si le das fórmula te dormirá mejor” sin darnos cuenta que los últimos años ha habido un aumento de alergias, problemas respiratorios, obesidad, cáncer de mama en mujeres, etc…

Y es que parece que nos hemos olvidado que la leche materna nos ha protegido durante miles y miles de años de estas enfermedades. No tomar leche materna aumenta el riesgo de padecerlas, vamos, que la leche materna es el mejor alimento sin lugar a dudas.

Pero no quiero guerras entre madres que dan lactancia materna exclusiva y madres que dan fórmula a sus bebés, porque ¡ojo! esto no significa que los bebés alimentados con fórmula sufran todas estas enfermedades. Lo que pasa es que pueden tener más posibilidades de padecerlas, al igual que una persona que lleva una vida sedentaria y una mala alimentación tendrá más posibilidades de sufrir obesidad u otras enfermedades… ¡No queremos guerras de madres que aquí no juzgamos a nadie!

Asesora de lactancia

Actualmente vivimos en una sociedad donde, si una madre tiene una dificultad durante su lactancia o durante el embarazo, y busca información veraz y actualizada sobre lactancia materna, le cuesta encontrarla o no es del todo fiable.

Pero para eso están las asesoras de lactancia. Las asesoras de lactancia son madres con experiencia en el amamantamiento que ofrecen apoyo e información actualizada sobre la lactancia materna a otras madres o a cualquier persona interesada en el tema. Dan apoyo y soporte a otras madres para lograr la lactancia que deseen. No juzgamos, no diagnosticamos, no recetamos medicamentos, en caso de duda derivamos al especialista.

Durante una asesoría se crea un ambiente de calidez en el que la madre se siente acogida, arropada y escuchada por la asesora en todo momento, mostrando empatía (característica muy importante en una asesora de lactancia) donde se refuerza de manera positiva a la madre y se le da toda la información necesaria. En definitiva una asesora de lactancia, promueve, protege, visibiliza y normaliza la lactancia materna.

Dominio en venta

Info: soporte@amamantar.es