¿Por qué fracasa la lactancia materna?

Por qué ha fracasado mi lactancia

A diario recibo muchísimo mensajes de madres absolutamente desesperadas con sus lactancias. Con muchos problemas, sin herramientas ni información actualizada para poder resolverlos, con dudas e inseguridades la mayoría de ellas tristes porque no están disfrutando de la lactancia como querrían.

Recordemos que la OMS dice que la mejor manera de alimentar a un bebé es con la leche materna, en exclusiva hasta los seis meses y con alimentación complementaria hasta los dos años o más. Aún así muchas madres aseguran no conseguirlo o no poder, pero entonces ¿Por qué tantas madres quieren dar el pecho y no lo consiguen?

He recopilado algunos de los motivos por los cuales bajo mi experiencia como asesora de lactancia materna creo que son la causa de que muchas lactancias fracasen.

“Tengo una mastitis y el médico me dice que no puedo seguir amamantando a mi bebé” ERROR

Ser sanitario no implica tener formación en lactancia materna y es que hay muchos profesionales de la salud que desconocen que la mastitis es un proceso que cuando cursa con infección se puede tratar con medicación y existen medicamentos que son perfectamente compatibles con la lactancia. A través de la leche NO se transmite la infección al bebé, lo recomendable es que el bebé succione del pecho y lo drene correctamente. Por lo tanto, una mastitis no es un causa para abandonar la lactancia.

“Mi pediatra me ha dicho que mi hijo está en el percentil 5% y eso es muy poco”

¡Y dale con los dichosos percentiles! Son la cruz de muchas madres. Que un niño esté en el percentil 5 significa que el 5% de los niños de su edad pesan y miden lo mismo que él, no significa que 5 sea un número bajísimo en una tabla de 100 (por ejemplo). La leche materna es perfecta para tu hijo, cubre todas sus necesidades, es el mejor alimento. Aún así si tienes dudas sobre su desarrollo consulta con un profesional de la lactancia.

“Creo que tengo muy poca leche”

Esta frase es muy habitual pero es el fruto de una madre poco informada. Dar el pecho cada dos horas y durante quince minutos en cada pecho es una lactancia abocada al fracaso ya que no sería a demanda, sería a nuestra demanda la cual estamos estableciendo poniendo horarios. Esta recomendación es muy anticuada y a pesar de que hoy en día se sabe que no tiene ninguna evidencia científica todavía en algunos hospitales y algunos sanitarios lo siguen recomendando, ¡un desastre vamos!

Este es el top: “Las famosas crisis de lactancia”.

La primera crisis de lactancia suele aparecer a los 17-21 días de vida del bebé. El funcionamiento del pecho es tan perfecto que se autorregulará muy rápido a la nueva demanda del bebé. En este tiempo que puede llegar a durar dos días, muchas madres creen erróneamente que se han quedado sin leche. La solución es poner al bebé al pecho de manera que poco a poco se regule la producción en proporción a su demanda. Durante las crisis se producen muchas bajas en las lactancias, sobre todo con la crisis de los tres meses ya que es la más larga…Mucha paciencia e información es la clave.

“Durante la lactancia no puedo tomar medicamentos”

Gracias a www.e-lactancia.org se puede saber cuáles son los medicamentos compatibles con la lactancia con total fiabilidad. Es una página realizada por pediatras de Apilam, un referente. La mayoría de los medicamentos son compatibles con la lactancia. Consúltalo y si tienes dudas puedes ponerte en contacto con ellos para que te den otra alternativa, pero nunca suspendas la lactancia por este motivo. Informa a tu médico si no tiene constancia sobre ello…¡si! Muchos sanitarios no saben que existe esta herramienta, muy triste…

La incorporación al mundo laboral

Junto con las presiones externas son dos motivos por los cuales las madres abandonan la lactancia. En el caso de la incorporación al mundo laboral, si la baja por maternidad durase hasta los seis meses (mínimo), el índice de madres que dan el pecho de manera exclusiva hasta los seis meses aumentaría siguiendo entonces las recomendaciones de las instituciones. Aún queda mucho por hacer en este sentido. Muy pocos puestos de trabajo disponen de lugares específicos para que las madres puedan extraerse leche y almacenarla de manera óptima, porque el baño NO es un lugar para extraer y almacenar el alimento para tu bebé ¡es penoso! El baño es para lo que es, o acaso comemos en el baño, ¿no verdad?…

Las presiones externas

Las presiones externas por parte de la sociedad hacia las madres que amamantan es en muchas ocasiones una tortura para ellas: nuestras madres, suegras, amigas, vecinas, da igual quien sea, siempre te van a decir algo que no tiene ni pies ni cabeza: mitos y creencias populares sin ninguna evidencia científica que siguen existiendo y lo único que consiguen en las madres es crear dudas, inseguridades y miedos. Además a todo esto se une la revolución hormonal propia del posparto que puede afectar muchísimo a la madre al poner en duda su capacidad para alimentar a su bebé ¡todas las madres por naturaleza están preparadas para alimentar a sus hijos! Para evitar todo esto recomiendo varias cosas: la primera, que la madre se informe desde el embarazo y durante el periodo de lactancia. Es muy importante obtener la mayor información posible por parte de profesionales de la lactancia, porque una madre informada es una madre empoderada capaz de tomar decisiones de manera consciente. Y la segunda es facilitar el día a día de la madre lactante. Los primeros días son un caos con lo cual la ayuda es fundamental, sobre todo con las tareas domésticas, si tiene otro hijo llevarlo al parque…En fin, ayudar en todo lo posible para motivar y facilitar que la lactancia se desarrolle de manera correcta y la madre tenga tiempo para dedicarlo a la lactancia sin preocuparse de nada más.

¿Tienes otra causa por la cual tu lactancia no haya ido como te hubiera gustado? Estaré encantada de leerte.

4 comentarios en “¿Por qué fracasa la lactancia materna?”

  1. Holaaa!! No sabia lo que significaban en si el percentil dichoso,me vi en la consulta de revisión de peso con una enfermera que me dice que mi leche no es suficiente,que tiene un percentil muy justito y que tenia que darle biberon de formula por la noche,un niño sano,activo,que el resto de pruebas que le hacen en consulta responde correctamente,sus cacas y sus pipis bien y abundantes…yo le digo tajante que no,que solo quiero darle teta,me cita a una semana para revisarme…a la semana el niño habia cogido más peso y me dice que mi leche es de calidad,sin recordar que una semana antes me habia dicho que mi leche no servia. Soy primeriza,no me habia informado bien de la lactancia materna,solo sabia que queria darle mi leche.
    En el grupo de apoyo a la lactancia,coincidiendo con otras madres,les pasa,que a la minima que el bebé no llegue a la curva que le marca el pc,mandan formula…luego los bebés engordan mucho y les mandan estar a dieta…un bebé de dos meses a dieta!! Pero que locura!!
    En fin,las enfermeras/pediatras deberian entender que su campo no es la lactancia y que si ven algún indicador que lo necesite deberian derivar a la matrona o educadora en lactancia del centro de salud(que deberia estar disponible) como otra cualquier patologia se enviaria a su correspondiente especialista.
    Hoy tengo un bebé de casi tres meses,sano,guapo,activo,con mofletitos y solo con leche materna.

    • Hola Begoña muchas gracias por tu comentario. Tu experiencia es un claro ejemplo de la desinformación tan grande que existe en muchos profesionales sanitarios, ser sanitario no implica tener formación específica en lactancia materna. Las tablas de percentiles hay que saber interpretarlas muy bien y saber transmitir la necesidad REAL a las familias en el caso de suplementar cuando existe un problema de aumento de peso y talla. La información que has obtenido como mami primeriza ha sido fundamental para poder ir superando todos los obstáculos que irán apareciendo durante el periodo de lactancia incluyendo todos los mitos que por ahí circulan, sin ir mas lejos el mito de: «tu leche no sirve»…la leche materna es el mejor alimento y tan sólo un 5% de las madres pueden sufrir una baja producción de leche que hay que diagnosticar con las pruebas pertinentes tampoco se valora a simple vista…Un abrazo, sigue disfrutando de la lactancia junto a tu bebé.

  2. Hola, estoy desesperada acabo de tener a mi bebé y ésta no quiere mi pecho, es como si le diera asco. En el hospital lo agarraba muy bien pero mamá a día segundos y se dormida. Ahora que estoy en casa al acercarle el pecho se pone a llorar y gritar como una loca y no se que hacer porque he tenido que sacarme leche a gotas ya que la máquina saca leche es muy dolorosa para mi, pero se toma toda mi leche pero en mamadera, ojalá pueda ayudarme

  3. Hola Viviana, disculpa el retraso en responder tu mensaje. Actualmente no sé cual es la situación, posiblemente ese rechazo del pecho que me comentas puede deberse a la confusión tetina-pezón, se recomienda durante el primer mes y medio de vida del bebé no introducir ni tetinas (mamadera) ni chupetes, etc.. hasta que la lactancia esté establecida correctamente ya que puede confundir al bebé cuando succiona del pecho. No obstante si necesitas ayuda personalizada con tu lactancia puedes escribirme un mail a Laura@amamantar.es. Un saludo.

Deja un comentario